miércoles, 6 de noviembre de 2019

Soluciones a la despoblación.


¿Qué hacer frente a la despoblación?

Hola, hoy tenía otra entrada preparada pero acabo de leer un post tan maravilloso escrito por mi hermana ♥ que quería aprovechar y contaros como veo yo eso del tema de la despoblación.

Aquí (y me refiero aquí, con los pueblos del Pirineo Navarro; Aezkoa y extrarradio) todos sabemos que el tema va a peor. Esto se sabe desde hace tiempo y parece que todos lo han aceptado con esa resignación y tristeza tan característica del valle.



El mundo rural ofrece posibilidad de desarrollo personal y emprendimiento (Agricultura, Ganadería, Turismo, Telecomunicaciones y Servicios…) y debemos reflexionar de hacia dónde queremos avanzar.

Para mí, lo primordial es mantener un estilo de vida, ligado a la historia del lugar y a su patrimonio, apoyar la conservación y transmisión de la cultura material e inmaterial. Mantener la idiosincrasia de cada pueblo, con sus paisajes y su imaginario.

Veo que estos pueblos son muy ricos en estas cuestiones y también frágiles.



Ha pasado el día de fieles difuntos y he pensado en la cantidad de conversaciones pendientes con Esteban, Segundo Ignacio, Patricio Remondegi, Saturnino el Californiano, Julio Sargento, Pedro Orbara, Nely Juanzuriz, Domingo y Claudia Ignacio, el Padre de Ordoki, Mariato y Teodoro Kandingi… esas conversaciones se me quedaron pendientes.. ¡¡Cuánto habría podido yo aprender y disfrutar conociendo aquellas historias con sus voces!! ¡¡Qué pérdidas tan grandes hemos tenido en este pueblo los últimos años!! ¡¡Qué pena y qué tristeza!! Me consuelo teniéndolos en la mente, recordando sus rostros y sus voces.. pienso en que les gustaría verme tan bien en el pueblo, sacando adelante el Museo de Estelas y viviendo una vida plena. 

Sí, todos estarían contentos de verme así, les recuerdo con cariño… y sonrío.



Mi hermana tiene razón, cada persona cuenta y aquí los vecinos no son vecinos, son amigos de vida, bizilagunak, incluso te llevas bien con tu peor enemigo porque no sabes cuándo necesitarás que te saque de una cuneta en medio de la nieve, que te ayude con el parto de una vaca o que te recoja del suelo porque te acabas de patinar con la nieve (o viceversa). Ya te dije que aquí tienen, tenemos, un oído evolucionado.  

Hice un pequeño estudio sobre la oferta hostelera a 50 km a la redonda (fue mi forma de viajar sin moverme del Museo de Estelas) y me quedé sorprendida. 
¿Qué presente y futuro tienen esos pueblos en los que la capacidad hotelera supone 15 veces la población del lugar? ¿Quién mantiene el paisaje, la cultura y la tradición, la historia y el patrimonio oral de esos sitios?

¿Quién vive ahí y cómo es la rutina de esos lugares?

Vale, he puesto una foto del extrarradio lejano pero tenía otras parecidas del extrarradio cercano   :) 

No sé si queremos avanzar en esa dirección pero yo a esos pueblos (100 habitantes, Oferta Hotelera 1500 camas) no les llamo pueblos, les llamo “Reservas Naturales” al más puro estilo norteamericano: un sitio al que van 1500 personas a ver cómo viven 100, y 90 de las 100 viven de dar servicio a las 1500. Un decorado volcado hacia el turista.

Yo no quiero que esto se convierta en una reserva natural, no. Entiendo que desde la ciudad convertir esto en reserva sea el camino fácil pero yo veo todo lo que se pierde en el camino. Me interesa que vengan vecinos de verdad, de los que ya tienen o echan raíces aquí, de los que comprenden esta frágil riqueza, de lo que contribuyen en el día a día.

Todos sabemos como sería el kit de plaimobil "reserva del pirineo": hórreos, muchos árboles, vacas pirenaicas, algún tractor, una familia de jabalíes, patatas, estelas discoidales y un par de muñecos con tez rojiza. 

En realidad, más que vengan vecinos me interesa que vuelvan los que se fueron.

Y para eso, tal y como yo lo veo, aquí uno de los problemas es el sistema educativo.

No hace tantos años todos los pueblos tenían una escuela en la que se impartían varios cursos en la misma clase con un único maestro/a. Y no es que en los pueblos hubiese más niños, hay más o menos los mismos. Pero ahora en lugar de estudiar todos en la misma clase, en el mismo pueblo, con la misma maestra, tienen una plantilla de profesores en Garralda para cada materia, la enseñanza dividida por cursos. De todo el valle no sé si se juntan 80 chavales, (a algo menos de 10 por pueblo, de media) y con todo lo que eso conlleva; desplazamientos, necesidad de conciliación de la vida familiar y laboral, extraescolares, comedor…

x (Aquí va una foto que pondré mañana, con una de esas aulas de antaño) x

Hasta aquí la comparativa, reunir a todos los chavales del valle en un colegio está bien, pues se conocen y relacionan entre ellos, cosa que antiguamente sólo pasaba en las romerías y en las fiestas de los pueblos. Ahora los chavales del Valle se conocen desde críos y se forman amistades sólidas que serán mantenidas en Pamplona.

Y aquí entra y pongo yo la pega.


La primera causa de despoblación de los pueblos, de esta España vaciada de la que tanto hablan. La enseñanza en Garralda sólo es hasta los 16 años. Después, para cursar FP o Bachiller (no sé si se sigue llamando así), han de ir a Pamplona.

¿Hay transporte público diario desde estos pueblos a Pamplona para que la chavala o el chaval de 16 vaya y vuelva todos los días a casa, aún metiéndose 3h y media de viaje diario? 

NO

¿Supone una pasta para las familias pagarle al chaval o chavala un piso compartido en Pamplona para que vaya a estudiar?

 SI

¿Dejarías a tu hijo/a sola, sin supervisión alguna, viviendo en la ciudad a los 16 años, esa edad en la que más que nunca hay que tener 101 ojos y preocuparse? 
.
..
...

YO NO

Así me imagino yo una reunión de padres con hijos adolescentes.

Ese momento (que antes, cuando había escuelas en cada pueblo, sucedía a los 14 años) es el que rompe a la familia. El que vacía las casas de manera sistemática.

A los 16 años, para todas esas generaciones, sus casas natales en estos pueblos pasan a convertirse en casas de fin de semana. Con suerte, habrá parte de esta chavalería que lo tenga claro: “salgo a Pamplona a estudiar, me hago la carrera y vuelvo al pueblo para aplicar y poner al servicio de los vecinos lo que he aprendido”. 

Conozco varios de estos casos y me quito el sombrero con ellos. Pero la gran mayoría de estas generaciones se pierde, de por vida, como vecinos, como habitantes. Aún empadronados aquí hacen su vida en la ciudad, compran y consumen en la ciudad, se interrelacionan en la ciudad y contribuyen poco a la exquisita rutina de estos pueblos.

Es normal, van a la ciudad, obtienen trabajo, crean vínculos de amistades, se acostumbran…

Yo también me acostumbraría a esto.. las ciudades tienen rincones preciosos y mucho atractivo... pero elijo vivir aquí  :) 

No veo yo que sea tan complicado poner un centro de estudios de Bachiller y algunos de los FP más demandados en Aoiz u Ochagavía. Tampoco veo complicado subvencionar una línea de transporte público para que los chavales y cualquier vecino que quiera, pueda pasar la mañana en Aoiz u Ochagavia. Creo que esto mejoraría la calidad de vida de las familias, pues a los 18 ya es otro tema y parece que todos estamos mentalizados de que si se quiere estudiar algunas carreras hay que volar del nido y salir a descubrir el mundo sin la tutela de los padres.



El segundo problema que veo es la cantidad de casas vacías que tenemos. Vale, queremos traer gente al pueblo. Ahora son 120 vecinos y queremos que en 10 años sean 200. ¿A dónde vienen? En la actualidad hay pocas casas en venta y ninguna en alquiler. ¿No sería mejor para el pueblo que esas casas vacías alojasen gente a cambio de un pequeño alquiler? (¿quizás con derecho a compra?)

Me suena que algo querían hacer poniendo algunos pisos con alquileres sociales en el solar de la OPOSA en Aribe, valga decir que esto sólo se notará en el censo de población de Aribe. ¿No sería mejor, en lugar de construir nuevo, hablar y negociar con los propietarios de las casas que se están cayendo de vacías y en el centro de ese pueblo? Entiendo que rehabitando esas casas se mantiene la historia, el patrimonio y la distribución del pueblo original y que si estas no se habitan acabarán siendo solares y etxakunzes sin uso alguno.



Quizás hablando uno a uno con esos propietarios y conociendo el motivo por el cual la casa no está ni en venta ni en alquiler se pueda encontrar una solución fácil. Cada casa vacía y sin letrero equivale al impedimento de que 2, 4, 6 u 8 personas vengan a vivir aquí.

Actualmente y en Abaurrea Alta sólo he visto en venta Casa Pedro José. Te dejo aquí su anuncio de venta tal y como yo lo hubiese redactado

......

En Abaurrea Alta, se vende Casa PedroJosé, a pie de carretera en el barrio de Cerealdea.

Conocida también como casa PedroJosesa o la Tenderosa. Haciendo referencia a la esposa de PedroJosé y a la tienda que tenían en la planta baja y donde se vendía un poco de todo (aquí los mozos recuerdan con cariño las peladillas que compraban, la especialidad de La Tenderosa debían ser aquellas peladillas)

Guardamos una anécdota que pasó en el balcón de esta casa y que bien podía haber sido recogida por José Miguel de Barandiarán. A la Tenderosa se le aparecieron unos ángeles

Tiene como vecinos las casas Ordoki, Sargento, Chapar, Iturburu y Jolís. Todas menos una están habitadas por buena gente (la que no, está vacía y sin cartel).

Por fuera está en buen estado y por dentro también.  Para entrar a vivir ya (y si eso, hacerle algún arreglo sobre la marcha), ideal para poner negocio en la planta baja.  

Si te interesa contacta conmigo o con el teléfono que pone en la casa.




Además de arreglar el tema de la vivienda y la educación, podrían tomarse otras medidas que favorezcan la implantación de negocios. En mi caso, me quedé sin ayuda al autoempleo por la falta de transporte público y la dificultad burocrática que –por narices- exigen el desplazamiento a la capital, también me quedé sin bonificación de tarifa de 2 años por darme de alta un día antes de que entrara en vigor.

Sobre el papel todo son ventajas pero, al menos en mi caso, se quedaron sobre papel.

Se me ocurre convertir esto en una zona favorecida por fuero. Si en las Islas Canarias se paga un IVA super-reducido por su situación geográfica y su condición isleña, se me ocurre que tendríamos aquí también derecho a ese IVA super-reducido por nuestra situación geográfica y nuestra condición de pueblo fronterizo aislado en la montaña que conserva y cuida uno de los pulmones del planeta. 



Seguro que con ese tipo de beneficios fiscales la gente se animaría (una vez solucionado el tema de la vivienda y de la educación de los hijos) a crear aquí sus empresas y generar empleo. Creo que como defensores de Navarra ante francos y baigorrianos, con la hidalgia reconocida, nuestro pasado como guardia real, nuestra cesión por engaño de los montes comunales a cambio de la fábrica de armas… 

Por todo esto, y porque el revitalizar los despoblados del Pirineo lleva años en la hoja de ruta, el fuero debería reconocernos unas ventajas fiscales que no aparecen por ningún sitio, lo que antiguamente llamaba “eximente de impuestos”.



Llevo años escuchando eso de: “No les interesa remontar esto” y a veces, en esos momentos de bajón, creo que eso es cierto. Se hacen cosas, claro que se hacen cosas; tenemos gimnasia, manualidades, informática, euskaltegi, servicio de biblioteca en Espinal, escuela hasta los 16 en Garralda, Farmacia en Aribe y un servicio médico y de asuntos sociales excepcional, inmejorable, extraordinario.

Pero, a veces, noto que las leyes que deberían servir para protegernos, mejorarnos la vida, facilitarnos las cosas (la base misma de los fueros, ese acuerdo bidireccional entre el habitante y el rey/estado) nos complican la vida sistemáticamente en este entorno rural. Y claro, ya lo de pagar impuestos según los ingresos debería ser de cajón.

No me malinterpretes… esto no es una queja, sólo una pequeña reflexión sobre lo que haría yo de tener una varita mágica. No entiendo de política y supongo que abordar de manera clara estas cuestiones no es tan fácil como lo veo yo…



Hace un tiempo se aprobó una propuesta lanzada desde una plataforma participativa de estos valles, consistente en pensar durante 1 minuto, como afecta cada propuesta de ley aprobada en el parlamento navarro a las zonas desfavorecidas del Pirineo.

En una oficina del centro la perspectiva es muy diferente y creo que, por mucho que se piense, no tendrán la subjetividad suficiente para entender como nos afectan esas leyes. Pongo un ejemplo; para cobrar un servicio tengo que ir al banco en Aribe a que me rellenen un papel en horario de apertura, eso es cerrar una mañana mi negocio faltando a mi puesto de trabajo, desplazarme 15 km sin transporte público para llegar allí antes de las 2, y una vez rellenado ese papel, volver esos 15 km para comer unas moras o avellanas que he recogido por el camino y poder trabajar a la tarde.

Ese papel, esta vez, lo puedo escanear y enviar por e-mail (porque me funciona el scaner y la wifi va lenta pero va, que lo mismo podrían fallar estas cosas) pero otras veces he de ir a Pamplona un lunes (que es cuando hay autobús) faltar al trabajo de nuevo y volver a la tarde hasta Roncesvalles o Aribe pagando 40 Euros para que un taxi me lleve a casa. Si tuviese coche el tema sería el mismo: cerrar y faltar al trabajo por hacer cualquier trámite que me exige la administración.



Por esto, aprovecho para tramitar todo lo tramitable durante mis vacaciones. Hay quien se va a Benidorm o Ibiza, yo me voy a la ciudad para ir al Banco, a la oficina de recaudación, a la seguridad social o a hacienda tributaria, también al hospital para que el experto vea mejor mi analítica o cazar al comercial que no me visita… lo que llamo “Vacaciones de trabajo”.

Y este es mi caso pero aquí cada uno lidia con sus cosas, con sus necesidades, con sus problemas. 124 almas pagando silenciosamente la falta de perspectiva de quien lo ve todo en un papel sobre su mesa en una oficina (quizás también en una visita fugaz de fin de semana, cuando estos pueblos reciben con los brazos abiertos a quienes se fueron y el ambiente se corresponde, más o menos, al número del censo).



Sé que esta situación que vive la España vacía, vaciada de la que hablan tanto tiene fácil arreglo y un futuro prometedor pero también me preparo para otra cosa, y en mi mapa no sólo coloreo lo que habrá que replantar cuando la polilla del boj pase por aquí, también coloreo las casas vacías y las que se vaciarán en menos de dos décadas. Me preparo mentalmente para ese “futuro desolador” que se empeñan en dibujar y lo visualizo.

Evito pensar en los amigos de vida que me faltarán, bien porque se murieron, bien porque crecieron y se fueron a Pamplona a estudiar.

 Hasta ahí llega mi capacidad de hacerme daño imaginando y hasta aquí la entrada de esta semana. 

Una pequeña reflexión sobre las soluciones a la despoblación.

miércoles, 23 de octubre de 2019

Una promesa audaz


¿Sabías qué…          .... un intelectual navarro mandó retejar la ermita de Abaurrea Alta?


Hola, ya sé que tengo algún otro tema pendiente, pero hoy te traigo una entrada que, sinceramente, me apetece escribir.

El proyecto de recuperación de la Ermita de San Miguel en Abaurrea Alta nos está dejando un buen número de historias bonitas, la última de estas es la que vengo a contarte hoy.

Sabemos que “durante la guerra” se retejó la Ermita, dándole, al templo románico del S.XIII ese aspecto cuidado que fotografió Tomás Selles en 1954. Las tejas de aquel edificio aún están hoy en los pies de la nave.. un buen número de tejas planas de fábrica.

La información que me ha llegado a ese respecto por mayores del pueblo es que ..
.
“la mandó retejar un cura pensador muy famoso llamado Nestor Zubeldia. Este cura fue traído aquí castigado por intelectual y revolucionario, molestaba a un sector de la iglesia y lo exiliaron a Abaurrea Alta, en dónde se alojó en Casa de la Señora Aurea. Este Nestor, al estallar la guerra, se encomendó al Santo San Miguel y pidió que no cayese en guerra ningún vecino de Abaurrea Alta, y como aquello se cumplió, en agradecimiento, mandó retejar su ermita.”

Como verás, la historia es preciosa y no se iba a quedar ahí, así que he leído un poco sobre este tal Nestor Zubeldia y lo que he encontrado me ha parecido tan curioso e interesante que quiero contártelo hoy mismo, con el subidón.  



Nestor tuvo una vida muy interesante, tanto, que incluso han querido beatificarlo (¡!) y de hecho, uno de los milagros que se le atribuyen es lograr la intercesión directa del arcángel San Miguel como protector de los vecinos de Abaurrea Alta durante la Guerra Civil Española.

He encontrado los hechos narrados por J.R Sarasa & I.Z.M (Real Sociedad Navarra de Amigos del País) en donde se lee que rogó por Jesús y no por San Miguel, así que he modificado esto para encajarlo con la historia que nos cuentan algunos vecinos, algunos de los cuales, incluso, asistieron a esa misa. No he cambiado la forma en la que se describe su “reclusión” en Abaurrea Alta, pues que fuese exiliado no implica que no quisiese venir y aceptase “el castigo” gustosamente.

Lo titulan

UNA PROMESA AUDAZ  , “NO MORIRÁN”

“En los últimos meses del año 1936 el pueblo de Abaurrea Alta del Valle de la Aézcoa (Navarra) carecía de párroco por ausencia indefinida del sacerdote que la servía. Se había ido a servir de capellán en el ejército durante la guerra civil que ardía en España.

El excmo Sr. Obispo de Pamplona, Doctor Don Marcelino Olaechea, hoy arzobispo, invitó con suma cortesía al buen D. Nestor a hacerse cargo de aquella parroquia para breve tiempo.

D. Nestor se trasladó al pueblo con verdadera ilusión apostólica. Habían ido a la guerra 42 muchachos. De otros pueblos del valle cuyo número de habitantes era más reducido, habían ido 7 o 10 jóvenes.

Pocos días después de la llegada al pueblo, D. Nestor, hablando desde el altar, prometió a los feligreses que ninguno de la aldea moriría en la guerra. Pero les impuso dos condiciones fáciles, de índole espiritual, que ellos prometieron cumplir.

La guerra continuaba… D. Nestor repetía su promesa, y pasaba gran parte de cada tarde en la Iglesia rogando para que se cumpliera lo prometido.

Cuentan que un día, a media tarde, varios individuos oyeron desde la calle voces de alguien que hablaba dentro del templo. Escucharon con viva curiosidad. Era la voz del Canónigo, que decía:

“Mira San Miguel, por favor, que no muera ni uno. Si muere uno, esta buena gente que tú compraste para el cielo, perderá la confianza en ti y en tu sacerdote. Ya sabes que la promesa es tuya más que mía…”

La confianza en Dios y la piedad del pueblo aumentaban visiblemente. Más he aquí que un día compareció una mujer ante el canónigo llorando, y le mostraba una carta.

....

-¿No dice usted que no morirá nadie en la guerra?

-Sí, digo. Y continuaré diciendo.

-Pues ha muerto mi hijo. Lea usted esta carta.

-No creo, pero voy a leerla.

La carta enviada desde el frente de batalla era aviso oficial de la muerte del muchacho, hijo de aquella señora.

Pero D. Nestor dijo con acento de seguridad:

-“San Miguel no miente. Esto es una equivocación”.

-Bueno, usted pensará así, pero yo quiero que se celebre el funeral.

-De acuerdo, pero el sufragio no servirá para él como si fuera difunto…

.....

Se celebró el funeral. Muchos sufrieron una desilusión.

Pero cuál no fue la sorpresa de la familia cuando cinco días más tarde, llega una carta del supuesto difunto diciendo que estaba muy bien.

¿Cómo explicar tan grave equivocación? ¿Qué había ocurrido? 

La explicación fue bien sencilla.

Muy de madrugada, se oyó en el campamento el toque de diana. Levantándose los combatientes apresuradamente. El individuo que dormía al lado del de Abaurrea cogió la chaqueta de su compañero equivocadamente y el mismo día cayó muerto en el combate. Los sanitarios van a indentificar el cadáver, le registran la chaqueta para ver si tenía carnet. Encontraron el de Abaurrea y fue comunicada a la familia la triste noticia inmediatamente. 

El de Abaurrea, viendo que la chaqueta que tenía puesta no era la suya y halló el carnet propio, así pudo escribir a casa que se encontraba bien.

Ahora la pregunta esencial.

-¿Murió alguno de Abaurrea en la guerra?

De Abaurrea no murió ninguno, sólo murió un individuo que no era de Abaurrea sino de Jaurrieta, aunque había algún tiempo que vivía entre los abaurreanos. De casi todos los pueblos del Valle murieron varios. Nadie niega en Abaurrea que deben este favor a San Miguel y a la oración del canónigo."

¡Menuda historia!

Como intelectual, filósofo, sacerdote y persona tuvo una vida de aupa, es por ello que dejo una entrada pendiente sobre quién fue este recluso en Abaurrea alta. (García Abad de las Abaurreas, Jimeno de Orbara, Zumalakarregi, Zubeldia, Menchu Gal… ¡¡anda que no tenemos personajes históricos que quedaron atrapados en Abaurrea Alta!! Jajajajaja)

Si no puedes esperar a la entrada pendiente y quieres saber más sobre Nestor Zubeldía...






viernes, 18 de octubre de 2019

Un Otoño cargado de Misterio en Abaurregainako Hilarriak



Hola, esta semana te traigo la agenda de actividades para este otoño en el Museo de Estelas – Abaurregainako Hilarriak.



Después de participar (¡por 4º año consecutivo!) en las Jornadas Europeas de Patrimonio nos calzamos las botas y nos adelantamos en el calendario hasta el domingo 27 de Octubre. A las 10:30 de la mañana tenemos preparada para ti la actividad  que hemos titulado “Resuelve los 7 misterios del cementerio-laberinto”

RESUELVE LOS 7 MISTERIOS DEL CEMENTERIO – LABERINTO, QUÉ ES

Es una visita un tanto especial al Museo de Estelas. Los visitantes podrán cumplir una de las 16 misiones que proponemos para profundizar en estos 7 misterios. Estas misiones se pueden jugar individualmente o en grupo y son adecuadas para edades comprendidas entre los 5 y los 999 años.


Hemos dividido las misiones en 4 bloques y si resuelves una, podrás repetir la actividad resolviendo otra en los días que te proponemos. Esto es, aunque varias partidas se estén jugando simultáneamente no hay riesgo de spoiler y los jugadores tienen libertad para ayudarse o interferirse entre sí.

LAS MISIONES

El bloque de misiones históricas lo componen: La Devota, el Historiador, el Descendiente y el Forense. Resolviendo estas misiones los visitantes descubren más sobre los vecinos que poblaron Abaurrea Alta desde el S.XV hasta el S.XX y se hallan enterrados en nuestro cementerio.

Todas ellas tienen un trasfondo real y para diseñarlas hubo que invertir más de 200 horas de investigación y consulta en los archivos parroquiales, del ayuntamiento y en el Archivo General de Navarra.



Un segundo bloque son las que llamamos misiones etnográficas, en estas misiones los jugadores profundizan sobre el estudio de la estela discoidal desde la óptica de la etnografía y deben realizar ellos mismos diferentes trabajos de campo relacionados con esta disciplina. 

Las misiones de este bloque son: El Tikismikis, el Relojero Loco, el Etnógrafo, el Artista, la Seguidora de Ritos Arcaicos y la Estudiante.


El tercer bloque lo componen las misiones “New Age”, estas misiones enfocan el espacio expositivo desde una perspectiva actual, propia de nuestra época y sus desarrollos tecnológicos. Estas misiones son: la Periodista, la Influencer, el Filósofo y el Cartógrafo.


Por último, y no por ello menos importante, tenemos el bloque de las misiones que ponen en valor nuestro medio-ambiente. Estas misiones medioambientales son el Jardinero y la Bióloga.



MECANISMO DE JUEGO

El mecanismo de juego es muy sencillo y las reglas se explican al comienzo de la visita. 

Cuando un jugador cree haber resuelto su misterio lo comunicará a la entrada.

Aunque los misterios pueden resolverse en menos de 15 minutos, el tiempo de juego suele ser de una hora.

Después del juego, los asistentes disfrutarán de un merecido picoteo en el Bar Pirineo.

A ojo de buen cubero estimo: 10 minutos de visita convencional + 60 minutos de partida + 20 minutos de tapeo así que estimo unos 90-120 minutos en total

¡pasa una mañana divertidísima con nosotros!



INSCRIPCIONES

Las plazas para la actividad son limitadas, por lo que hay que inscribirse llamando al 615163930, escribiendo a TurismoAbaurrea@Gmail.com o contactando por las redes sociales que manejamos asiduamente (Facebook y Twitter, @Hilarriak)

El precio es de 5,50 Euros por persona e incluye entrada al museo + participación en la actividad + tapa y vino en Bar Pirineo.


LAS 3 OPORTUNIDADES EN 2019 QUE TIENES PARA PARTICIPAR RESOLVIENDO LOS 7 MISTERIOS DEL CEMENTERIO – LABERINTO

Hay 3 sesiones planificadas dentro de la campaña Bosques y Viñedos de Misterio de Turismo Navarra. Serán el 27 de Octubre (Domingo), 3 (Sábado) y 9 (Domingo) de Noviembre a las 10:30 de la mañana.



EXPERIMENTOS PREVIOS

Parte de estas misiones se han testeado ya en el Museo de Estelas – Abaurregainako Hilarriak, por un grupo de niños (7-12 años) que jugaron al Jardinero/Influencer/Relojero Loco/Descendiente y por un grupo de adultos (40-65 años) que resolvieron el Jardinero/Influencer/Tikismikis/Devota/Relojero Loco.

Al finalizar la partida se les preguntó por si lo consideraban fácil o difícil y aburrido o divertido. También sobre si repetirían jugando a otro juego, si pagarían por ello y en caso afirmativo cuánto pagarían por volver a jugar.

El grupo de niños resolvió las misiones en 60-70 minutos. Colaboraron entre sí y reforzaron varias competencias educativas durante el juego. Me dejaron un montón de recuerdos y risas.

“Influencer: -Me encantan estas plantas, qué bonitas

El Jardinero: -Si, pero no son de aquí, son de Japón, de crecimiento lento.”


Todos lo consideraron “así así, ni fácil ni muy muy muy difícil, así así tirando a difícil, pero sin pasarse”, y divertido no, muy divertido o divertidísimo. Todos volverían a jugar y pagarían por ello entre 8 y 1.000.000 euros si los tuvieran. 
Animaron a sus padres apuntarse a la siguiente partida.

El grupo de adultos resolvió las misiones en 60 minutos. Colaboraron entre sí y me hicieron llorar de la risa.

Relojero Loco: -Ey! Tikismikis! Qué bien me vienes… esta de aquí es la número 20 ¿no? –dice señalando un dibujo de la guía que tiene la tikismikis entre sus manos-

Tikismikis: -Sí, bueno, no estoy segura..

Relojero Loco: - ¿Qué hay a las 3,30?

Tikismikis: -Eing???

Relojero Loco: - Nada, da igual, está es la cara A ¿no? –dice señalando el dibujo-

Tikismikis: -Se supone que si, pero vete a mirarlo porque esta guía está mal mal mal… hay que poner una reclamación”

Todos lo consideraron “difícil hasta que le coges el punto, luego ni fácil ni extremadamente difícil” coincidieron en que les pareció “divertido no, lo siguiente” y volverían a jugar pagando entre 4 y 10 Euros la partida. 
Animaron a sus amistades a apuntarse a la siguiente partida.



Personalmente, me ha flipado de estos juegos ver como los visitantes le pillan en seguida el truco y todo lo que aprenden y aplican durante el juego. Tanto las pistas falsas como las necesarias para resolver las misiones son reales así que acaban conociendo un montón de cosas de Abaurrea Alta, su historia, sobre las estelas, sobre plantas y animales..

También me ha gustado comprobar como los juegos pueden jugarse simultáneamente sin que haya spoilers, esto es, La influencer de la primera partida podrá jugar al juego del Jardinero (y viceversa) y el relojero loco puede jugar al tikismikis y viceversa. Incluso cuando acaban la partida y hablan entre ellos el juego sigue siendo válido pues les es difícil narrar con detalles como lo resolvieron.

Me encanta el ambiente de “jaula de grillos” que se crea en el laberinto durante la partida, si esperas visitar un museo convencional el 27 de octubre, 3 y 9 de Noviembre NO VENGAS AL MUSEO DE ESTELAS a las 11:00 porque me ha pasado ya varias veces y me es imposible hacer la visita guiada sin reírme intentando mantener la compostura en mitad de esa “jaula de grillos” viendo a los jugadores concentrados a lo suyo..


¿TE LO VAS A PERDER?

Aunque estos juegos han sido pensados y desarrollados para la campaña “Bosques y Viñedos de Misterio” de Turismo Navarra, vista su utilidad en diferentes campos (viajes de empresa, grupos escolares, talleres…) será posible encargar su despliegue en momentos puntuales.

Debido a la gran aceptación que ha tenido hasta el momento, también se baraja la posibilidad de repetirlos en fechas concretas de la Temporada 2020 así que si quieres jugar y no vas a poder hacerlo este otoño ¡estate al loro!

OTROS SARAOS DE ESTE OTOÑO

El día 29 de Octubre recogemos el premio a la mejor iniciativa medioambiental de cementerios que nos ha otorgado la revista Adiós Cultural, si quieres venir a aplaudir efusivamente y vitorear te espero a las 11 de la mañana en la Fundación Francisco Giner de los Ríos (Madrid)

El día 1 de Noviembre, Todos los Santos, hay visita nocturna al Museo-Cementerio-Laberinto, también hay que reservar la plaza.

Más adelante, alguna sorpresa más que te iré contando.

viernes, 11 de octubre de 2019

La polilla del boj, Cydalima perspectallis


La polilla del boj

La polilla del boj (Cydalima perspectallis) es una especie que amenaza gravemente al Pirineo Navarro. 

Si, ni osos eslovenos, ni gorriones comunes, la última amenaza a la que se enfrenta nuestro valioso ecosistema es una pequeña polilla capaz de crear alarma social entre cazadores, ganaderos, técnicos medioambientales, biólogos y paseantes. ¿Por qué? Pues porque esta polilla se alimenta ni más ni menos que de nuestro querido boj.

Además de alimentarse del boj (hojas y corteza) hasta, literalmente secar la planta, las orugas de las polillas las infectan del hongo Cylindrocladium buxicola por lo que el pobre arbusto acaba muriendo, si o sí.

 Es una especie exótica que aquí no cuenta con depredadores naturales



Autóctona de la zona del este de Asia (regiones de Japón, China, Taiwán y Rusia) se ha ido extendiendo por Alemania (2006), Suiza, Países Bajos (2007), Reino Unido (2008), Francia y Austria (2009), Hungría (2011), Rumania, España, Turquía (2014), Eslovaquia, Bélgica, Croacia, Bosnia (2016) y este 2019 ha pegado el salto a Canadá.

Allá donde se establece el paisaje cambia y gran parte de su ecosistema se pierde. No te puedes hacer una idea de la cantidad de especies animales y vegetales que van unidas a la presencia del boj; pájaros, insectos, pequeños mamíferos o especies de interés cinegético dependen, directamente, de la presencia de este arbusto.



La polilla del boj, Cydalima perspectallis, puede tener hasta 3 generaciones al año, con una media de 40 días por de actividad por cada generación. La primera generación es la menos dañina y, por ello, más difícil de detectar, al contrario de lo que pasa con la segunda y tercera generación, donde los daños se hacen notorios destruyendo gran cantidad de plantas.

Pasan el invierno en estadio de larva envueltas en un capullo de seda.



Desde la eclosión de los huevos, estas polillas cambian de aspecto en repetidas ocasiones y en todos sus estadios mantienen su cabeza negra, las larvas minúsculas son de color amarillo.

Las orugas jóvenes son de color amarillo intenso con la cabeza negra, conforme crecen este amarillo se oscurece con un aspecto pardo-verdoso. A su desarrollo, se marcan dos finas líneas blancas dorsolaterales bordeadas de negro, y una línea dorsal más oscura que el resto del cuerpo con ocelos negros bordeados de blanco en todos sus segmentos.

El escudo prototorácico (primer y segundo segmento contando desde la cabeza) puede ser negro o del mismo color que el resto de segmentos, sin distinguirse.

Las orugas desarrolladas llegan a alcanzar los 4 cm de longitud.



En estado de crisálida miden algo menos que la mitad, de 1,5 a 2 cm, al principio mantienen el color verdoso en el que se distinguen las manchas dorsolaterales pero los colores se van apagando hasta tener un aspecto marrón – crema.

Antes de finalizar su estado como crisálida se aprecian las áreas marrones oscuras que se corresponderán a las manchas del borde de las alas de la polilla adulta. La crisálida se envuelve en una malla de hilo de seda que la adhiere a la planta del boj.



La polilla adulta es fácilmente reconocible, pues tiene un aspecto característico diferente al resto de polillas que podemos ver en estas tierras. De cuerpo y alas mayormente blancas, con zonas negras o pardas en los extremos del cuerpo y franjas marrones en los diferentes segmentos del cuerpo. Sus alas, tanto anteriores como posteriores, son blanquecinas y de aspecto iridiscente bordeadas con una banda marrón oscura que parece enmarcar el ala. En la parte lateral de este marco, sendas manchas blancas (muy características de esta especie).

Leo que hay otra forma de polilla adulta menos frecuente que tiene las alas marrones (del color del borde) pero mantiene esa mancha blanca.



Tienen una envergadura alar de unos 4 cm y viven en este estado de polilla poco más de dos semanas.



Su puesta consta de multitud de pequeños huevos que son depositados en placas de 5 a 20 y cubiertos por una sustancia translucida. Ocurre en el envés de las hojas de nuestro precioso boj. Son de color amarillos y conforme se acerca el momento de la eclosión pueden distinguirse, dentro de ellos, las cabecitas minúsculas de color negro que tienen las larvas. 



MOTIVOS DE PREOCUPACIÓN

Esta especie lleva arrasando los bojedales y el sotomonte europeo más de una década, así que conocemos bien su impacto sobre el medio. Si buscas en internet encontrarás numerosas noticias que alertan sobre esta especie, lamentablemente cuando ya es tarde para las regiones en donde se ha asentado.  Ahora mismo, en Navarra, por lo que leo, los técnicos medioambientales recomiendan la recolección de las semillas de boj (los pucheritos), y hacen un registro a modo de seguimiento, aunque dan por perdido el sotobosque del Pirineo Navarro. Los daños son evidentes en la cuenca de Pamplona y avanzan por Erro y hemos de suponer que no tardaremos en verlos por aquí.

La Cydalima perspectallis se alimenta única y exclusivamente de boj, por lo que aquí ha encontrado su buffet libre ideal y sin depredadores naturales que le hagan frente o limiten su población, es por ello que podemos llegar a encontrar más de 80 orugas por decímetro cuadrado de arbusto.

Otra problemática para adecuar un tratamiento fitosanitario para combatir su plaga es que varias generaciones se solapan en el mismo periodo, así que en un arbusto podemos encontrarnos huevos, orugas, crisálidas y polillas adultas, por lo que hallar el tratamiento adecuado es complicado y este ha de repetirse periódicamente sobre la planta para asegurar la eliminación de la especie.



MÉTODOS DE CONTROL

Se ha demostrado la efectividad de la bacteria Bacillus thurigiensis para matar a la oruga del boj, no obstante, este no es un tratamiento específico para la especie invasora y afecta también a otras muchos ordenes de insectos, así que, aunque sea considerado un plaguicida natural, no respeta especies y mata por igual a la polilla del boj que a la mariposa monarca. 

Lo ideal, es detectar su presencia en fases tempranas colocando trampas de feromonas (estas si, específicas) para atraer y detectar a los primeros adultos. Parece que, lo bueno que tienen, es que estas polillas no recorren grandes distancias si tienen alimento asegurado así que su trampeo es un indicador de presencia cercana.

Una vez detectada su presencia se ha de revisar bien cada arbusto de boj, especialmente en sus zonas bajas (que es donde se asentarán primero) en donde el estado de salud del boj nos indicará su presencia.



Puede haber una defoliación (ausencia de hojas) o simplemente deterioro en los bordes de las hojas de las que las larvas han empezado a alimentarse. Tendremos que fijarnos, entonces, si hay presencia de Cydalima Perspectalis en cualquiera de sus estadios (huevo, larva, oruga, crisálida, polilla), podemos ver restos de la fina seda con la que envuelven su crisálida, las placas con pequeños huevos amarillos en el envés de las hojas..

De detectar su presencia barajaremos la idea de retirar los ejemplares a mano, pulverizar el arbusto con los insecticidas y plaguicidas que venden por la red para la polilla del boj, deshacernos de la planta prendiéndole fuego…



Reflexiones aparte

De esta especie invasora me preocupa, como suele pasar con las especies invasoras, la falta de información. Llevo algún tiempo siguiéndole la pista a esta polilla pero siempre encuentro lo mismo, la noticia en los medios de comunicación emitiendo en directo desde “donde ya es tarde” para el boj.

Páginas y páginas de ganaderos, agricultores, vecinos de pueblos y usuarios de jardines denunciando la situación, o lamentándose de la misma.

Entiendo que lo práctico es formar a la ciudadanía para detectar la presencia de estas especies que amenazan nuestro ecosistema y divulgar un protocolo claro de actuación.

Y con este pensamiento me encuentro que, desde el departamento de Medio Ambiente de la Comunidad Foral de Navarra la única información que se nos da al ciudadano son dos páginas escritas con letra grande en donde se lee

“Durante la primavera verano de 2018 se ha realizado un seguimiento con trampas de feromonas colocadas por el guarderio forestal, y se ha constatado que la expansión de esta plaga es ya amplia por casi toda Navarra, esperándose importantes defoliaciones en la primavera‐verano de 2019. Estas defoliaciones ya se están produciendo a una escala alarmante, y se constata que en las escasas bojedas de la Navarra atlántica, donde sucedieron los primeros episodios de ataque, muchas masas no han podido aguantar esta presión y han muerto. La explosión de la plaga este periodo vegetativo amenaza seriamente las bojedas de los Pirineos navarros, muchas de ellas habitats prioritarios y de interés comunitario. Es objeto de máxima preocupación para el Servicio de Medio Natural por sus posibles efectos en la conservación nuestros ecosistemas, por lo que la esta monitorizando, pero no plantea acciones de control por considerarlas poco eficaces en nuestros montes”.

No sé tú, pero yo aquí entiendo “estamos en una escala de seguridad de DEF-CON 1 y la montaña navarra que se pudra, que ahí no hay nada que hacer” Si quieres más información, pulsa en este enlace roto

Pero para amenizar el trago, enciendo la televisión y veo a personas con trajes de astronauta pulverizando los arbustos ornamentales de boj que hay plantados en las rotondas de Pamplona con el rotulo de “campaña para la eliminación de la polilla del boj”. Tratan ejemplares endebles salidos del vivero (¡que diferentes son a los bojes de verdad!) para que no afeen su aspecto y el revoloteo de la plaga no interfiera con la circulación de vehículos.

Entro en internet y me tropiezo con los videos de “tu canal amigo de jardinería” en el que un hombre joven y esbelto me narra en 48 idiomas como erradicar la polilla del boj de mis cuidados topiarios de jardín.



Vale, no sé cómo explicarle mi preocupación al señor o a la señora que toma sus decisiones desde un sillón bellamente decorado y acolchado, pero algo anticuado, en un salón de la capital rodeado de coches y cuya función es proteger nuestro hábitat.

Le diría que cogiese un mapa de su ciudad a escala 1:5.000 y seleccionase una tercera parte coloreándola de otro color. Después, debería imaginarse un gran socavón en todo lo que ha coloreado. Imagínense que esto ocurre y que en la montaña, que somos tan listos, sabíamos que esto les pasaría desde hace varios años y no hemos hecho nada, que les decimos que esto pasará irremediablemente y que aunque nos preocupa “porque las calles de Pamplona, Madrid o Moscú son de gran valor arquitectónico” no podemos más que lamentarnos por haber perdido ese maravilloso lugar ruidoso y cosmopolita al que vamos a pasar las vacaciones de verano.

"los socavones son antiestéticos y hunden la economía de la ciudad pero no suponen un peligro para la salud"

No, los vecinos de Ezpelandia, Ezpelbakarra, Ezpilartea y Ezpelondo no actuaríamos de este modo… nos levantaríamos del sillón para encargar una solución a los expertos, dejaríamos nuestros recursos para una investigación con el fin de prevenir más socavones, protegeríamos edificios y alertaríamos a la población dando las herramientas para que actúen rápido sellando grietas. No nos escucharían decir eso de “que se jodan” mientras vamos a medir las fisuras del Paseo Sarasate y su estatua a los Fueros, que las fotos y los datos quedarán bonitos en un informe.

Resultado de imagen de abaurrea alta v

Pero bueno, es que los vecinos de Ezpelandia, Ezpelbakarra, Ezpilartea y Ezpelondo somos así, supongo que vivir en un hábitat especial, de interés prioritario, imprime cierto carácter.

Resultado de imagen de turismo abaurrea


Para saber más

Como os adelanté, hay poca información de utilidad en la red, al menos en castellano. Los resultados ofrecidos por los principales buscadores son de dos tipos; a) noticias catastróficas con gente lamentándose y b) venta de productos fitosanitarios para erradicarla en viveros y jardines público y particulares.

Recomendaría una búsqueda en Google académico  desde donde llegué a este artículo de R. Pérez-Otero, J.P. Mansilla y M. Vida en el que he basado buena parte del post de esta semana




Este que no funciona pero igual algún día va  


Algunas reseñas sobre la especie en páginas de productos fitosanitarios aquí  y aquí

Mapas para colorear

Es fácil, hay que pintar de negro las zonas que aparecen como Mb, aquí nuestro monte bajo es boj y especies asociadas al boj